MI HISTORIA...



Desde que fuí consciente de a qué me quería dedicar, siempre tuve claro que deseaba hacer moda o arqueología. Pero una cosa son las espectativas que se tienen cuando se es niña y otra muy diferente es qué elegir, casi sin tiempo, a los 18 años.

Escogí hacer Arquitectura de Interiores, una carrera creativa que me aportó comprender y entrar en el mundo del diseño.

Me especialicé en escenografía y vestuario y comencé, de forma vocacional, a realizar proyectos para teatro y cine, hasta que se me concedió una beca para estudiar en la Universidad Politecnica de Moda de Madrid.

Esto me brindó la posibilidad de profundizar en el conocimiento de la indumentaria a través de los tiempos, los tejidos, los tintes... y cómo la moda refleja y transmite la personalidad y emociones del indivuduo.

Durante varios años trabajé de forma permanente como figurinista en proyectos en disntintas compañias nacionales y alternativas.

Estar en contacto con el arte escénico, crear para el espectáculo, teñir, ambientar, coser y tranformar las prendas, me hizo preguntarme qué pasaría si transmitiese esta experiencia hacía la calle.

Y esta idea no hizo más que avivar mi auténtica vocación: la moda.
Así comencé, con mucho miedo y entusiasmo a partes iguales, en una academia de Alta Costura en Madrid... et voilà!
Sencillamente, creo que podría resumirlo en una frase que digo siempre: "Me da la vida".
Y he aquí mi decisión de empezar a diseñar vestidos a medida y arreglar prendas vintage a la gente que tenía a mi alrededor. Casi sin darme cuenta empezaron a llegar encargos y comencé a diseñar mezclando mis dos mundos, la moda y la historia.

La moda vintage es historia viva, historias que se siguen contando, historias a las que aportamos nuestras propias vivencias y emociones.
Con esta filosofia nació Laura Escribano, una firma de moda, que realiza:
-Prendas únicas a medida con fragmentos del pasado, como encajes, pedrería y textiles antiguos.

Nuestro interés es llegar a mujeres que buscan contar su propia historia a través de su ropa y complementos, rescatando el pasado y siguiendo dándole protagonismo.
Porque, al fin y al cabo, todos narramos nuestra propia historia.
¿Cuál es la tuya? Cuéntanosla...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada