Un vestido a medida por sorpresa






Uno de los vestidos que hemos realizado este año fue todo un reto en el que fue todo un honor que me eligieran para hacerlo realidad.

Al conocer la historia que se escondía detrás me atrajo poderosamente el proyecto. Me trajeron cantidad de referencias y sí, digo bien me "trajeron" porque fue la propia familia y su pareja la que acudieron al atelier para regarlar a su futura dueña, un vestido a medida, diferente, con encajes antiguos, materiales delicados, estilo en corte de 1930, colores art nouveau...Me pareció una historia tan bonita que en seguida me puse manos a la obra con el boceto y elección de los materiales.

Todo era sorpresa, hasta que un día la conocí ya que había recibido por parte de su familia el boceto con una muestra de los posibles materiales que habíamos pensado para ella. Tengo que decir que el color se cambio, pensamos en un borgoña, pero finalmente elegimos un precioso crep satén aguamarina palido con un tul a tono con dibujo de chantilly para realizar mi particular forma de trabajar el encaje (en otro post os lo explico) y el detalle final fue realizar dos encajes venecianos antiguos teñidos a mano con las tonalidades que iba a llevar en zapatos y bolso.


Estos son los bocetos finales 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada